sábado, 29 de junio de 2013

SUTEP y la destrucción de la educación


Por Julio Caballero

Sigo con interés las “soluciones” que los continuos gobiernos vienen dando a la penosa situación de la educación en el Perú. Vemos los colegios estatales que sobreviven gracias a los impuestos, tienen “profesores” (tengo que comillar, con valiosas excepciones) que no están allí para “educar” a nuestros niños sino para tener la posibilidad de pasar por caja cada fin de mes. Lo peor es que los gobernantes saben que esa inversión en educación garantiza el futuro del país pero no hacen casi nada por arreglar “el verdadero problema”: el SUTEP.

En los 70s, egresado de un colegio religioso y con sólidas bases morales, ingresé a la UNMSM. Me propuse ser un buen estudiante y demostrar a mis viejos que se puede. Mi salón era espectacular, panorámico, inmenso, muy bien iluminado, ventanales de piso a techo, realmente del primer mundo. Pero lo más impresionante fue mi currícula: Materialismo Dialectico, Dialéctica de la Naturaleza I, Materialismo Histórico I, Economía Marxista I y MB1. Comunismo destilado, esa era mi currícula para los 6 meses siguientes.

De pronto ¡PUM! Voló una de las mamparas de vidrio templado. Se hizo arroz. Quedamos todos aterrados mirando qué pasó mientras se oían tiros por todas partes. Balazos iban y venían, la gente corría de un lado a otro, unos se parapetaron en el interior del salón y disparaban hacia el muro de entrada. La policía afuera hacía uso de sus escopetas, de pronto una poderosa explosión: una instalaza disparada a la puerta lateral. No podía salir y estábamos entre dos fuegos. Adentro los compañeros del SUTEP se atrincheraban en el Estadio Universitario. La policía empezó a entrar. Era el gobierno de Morales Bermúdez.

Nos escondimos en los baños del 3º piso. Recién pude salir a las 6 de la tarde sucio, hambriento y aterrado. Así tuvimos nuestro “bautizo” revolucionario. Al mostrar el carnet universitario a la policía que estaba afuera te dejaban salir.

Luego averigüé lo que es el SUTEP: es una organización de ultra izquierda que impone una cuota a todos los profesores que pertenecen al magisterio. Significa que desde el primer pago que se te hace como profesor, te descuentan automáticamente una “cuota voluntaria” para mantener a la enquistada cúpula comunista en el liderazgo de quienes juran educar a los niños.

El SUTEP nació en el Cusco. La Mesa Directiva del Congreso Nacional de Unificación del Magisterio que se llevó a cabo los días 02 al 06 de julio de 1972 estuvo presidida por Pedro Armacanqui Flores y el 1er. Comité Ejecutivo Nacional fue encabezado por Horacio Zevallos Gámez, docente aprista proveniente de la IV Región (Arequipa). La conformación del CEN representó, sin duda, la diversidad regional, ideológica y política del magisterio de aquella época.

No debe llamar la atención que el maestro aprista Grover Pango Vildoso fuera miembro del 1er. CEN SUTEP y fuera electo en el cargo de Secretario de Cultura. Pango procedía de la IV Región Arequipa, al cual pertenecía Horacio Zevallos G. Sin duda, eran compañeros de partido. Años después, fue Ministro de Educación del 1er. Gobierno de Alan García.

Desde ese momento empezó a ser invadido por los ultras de izquierda y los objetivos han sido modificados absolutamente, convirtiéndose en la plataforma política del sector más radical de izquierda, desde donde salieron las bases de Sendero Luminoso. Hoy todavía existe un bastión de SL en el SUTEP conocido como CONARE. Todos ellos utilizan el magisterio para mantenerse en la actividad política, alimentar sus cuadros y concientizar a los niños en su nefasta ideología.


Pregunto si desde el 72 la educación pública ha venido decayendo sin remedio ¿acaso no es claro que lo que hay que eliminar es esa caterva de comunistas que se ha apoderado del magisterio para convertirla en base partidaria? ¿Qué se está esperando? ¿Por qué tanta contemplación?