sábado, 2 de marzo de 2013

Nerviosismo cunde en la caviarada


Pese a la angustiada esperanza que mostraron luego de las encuestas de la semana pasada que indicaban un leve avance del NO, aunque ciertamente muy distante de ser suficiente, aun con las amañadas estadísticas de DATUM, hoy nos encontramos con que el NO retrocede en todos los sectores. La distancia empieza a ampliarse a favor del SI, incluso bajo encuestas con cédula completa. La caviarada municipal está dando señales de desesperación a solo dos semanas de la revocatoria. Estas señales son muy claras pues siguen apelando a todo, incluyendo el típico recurso de la leguleyada, para lo cual han contratado al estudio Valle Riestra. En su último spot llegan al terrorismo informativo buscando generar miedo en la población si Susana Villarán es revocada. Pero además han solicitado el auxilio del progresismo internacional a cargo de Joaquín Sabina. Esto sí que es una sorpresa.

Lo curioso es que este portavoz español del pensamiento correcto de izquierdas no haya venido a Lima con su congénere Serrat, dupla insufrible que suele pasearse por Latinoamérica no solo cantando sus horribles cancioncitas sino proclamando siempre su apoyo indiscutible a todos los patéticos gobiernos del socialismo del siglo XXI, aun cuando hayan expropiado empresas españolas, lo que a Sabina y Serrat les tiene sin cuidado. Al contrario, aplauden porque, según dicen, están en contra de las transnacionales. Es decir, siguen siendo los mismos estúpidos setenteros de antes de la caída del muro de Berlín.

El mensaje que nos da Sabina en su spot de apoyo a la Villarán es el consabido y trillado complot de las mafias corruptas que no toleran la honestidad de Susana Villarán. En verdad no acabé de verlo completo porque me parece una ofensa a la inteligencia. Nada lógico puede esperarse de esta gente de izquierdas.

La alcaldesa parece dispuesta a quemarse en su sillón. Primero se metió a ese pozo séptico que es la mal llamada "Casa del Maestro", que es más bien un foco infeccioso del comunismo de Patria Roja en Paseo Colón. Allí recibió el apoyo de todo el rojerío tradicional. Luego se lució cantando "Flor de retama", huayno que Sendero Luminoso convirtió en una especie de himno, con una letra claramente subversiva. Eso a Susana Villarán le tiene sin cuidado. Ha preferido lanzarle un ramo de olivo al senderismo que a la población.

Mientras los spots y paneles millonarios del NO presentan lindos rostros como el de Mónica Sánchez, por otro lado Susana Villarán se luce con los impresentables líderes de la izquierda más recalcitrante y despreciable. La gente ya identifica a Marisa Glave como miembro de esa ONG-Partido Tierra y Libertad, mandoneado por el parásito ecocomunista y agitador antiminero Marco Arana, uno de los responsables, junto a Gregorio Santos, de la miseria que hoy se apodera de Cajamarca. 

La gente, aunque pobre, no llega a ser tan despistada en política. A estas alturas ya sabe perfectamente quién es Susana Villarán y del lado de quiénes está. La gente se ha dado cuenta lo que ese sector político representa. Lo saben porque viven y sufren el chantaje del SUTEP y Patria Roja en la escuela pública, así como el acoso de las mafias sindicales en construcción civil. La gente está harta de estos agitadores de izquierda que tienen más de medio siglo sangrando a la patria como sanguijuelas. Por todo eso parece que la revocación de Susana Villarán es ya un hecho inevitable.