martes, 4 de marzo de 2014

El izquierdista que todos llevan dentro


Escribe: Dante Bobadilla Ramírez

Leo, en un diario de derecha, un artículo firmado por su director en el que aplaude las medidas tomadas por la Municipalidad Metropolitana de Lima en el ex mercado mayorista de La Parada. Al igual que la gran mayoría de la gente, condena las condiciones insalubres en que se desenvolvía ese gran centro de abastos. Culpa a los comerciantes a quienes sindica casi como delincuentes y aplaude al municipio. Y lo mismo se escucha en las radios donde la gente llama para descargar su furia contra los comerciantes, a quienes incluso se les acusa de haberse enriquecido. En suma, ahora resulta que los buenos son los burócratas del municipio.

La verdad es exactamente al revés. La única responsable de todo lo que ha venido ocurriendo en La Parada en el el último medio siglo es la Municipalidad Metropolitana de Lima. Los dueños y responsables del gran mercado mayorista han sido la MML y EMMSA, la Empresa Municipal de Mercados Mayoristas que a lo largo de décadas solo se ha limitado a cobrar millonadas a los comerciantes y mantener la suciedad y el caos sin que a nadie le interese absolutamente nada. Mientras que la MML friega duro con exigencias absurdas a todos los mortales que quieren abrir un simple local comercial, su mercado mayorista ha sido un asco y un caos durante décadas, sobrepasando todos los límites de aforo racionales. Todo es entera responsabilidad de la municipalidad, como lo es la falta de limpieza en los alrededores, competencia de la Municipalidad de La Victoria. Para eso es que se les paga.

Los genios de la MML condenan la situación irregular en el transporte público, donde los dueños de las rutas no tienen unidades y solo alquilan la ruta a otros transportistas que se ven explotados. Pues eso es exactamente lo mismo que ha hecho la MML con el mercado mayorista de La Parada. La empresa cascarón llamada EMMSA, solo se ha limitado a alquilar un local a los verdaderos comerciantes mayoristas. Y lo sigue haciendo hoy en Santa Anita, en donde ya empezaron las huelgas y el caos. Lo increíble de esta patética situación es que nadie se pregunta ¿para qué coño existe una Empresa Municipal de Mercados Mayoristas? La única respuesta es para alimentar la mafia municipal.

La única solución al problema de La Parada y Santa Anita es que desaparezca EMMSA, que la liquiden y que se privaticen los mercados. Que se vendan los puestos a los verdaderos comerciantes y que ellos se hagan cargo del asunto. ¿Qué saben los burócratas encorbatados de la MML sobre mercadeo de la papa? Se han pasado tres años pagando millonadas a ONGs caviares para que les hagan estudios de toda clase porque no saben nada de nada. Y los estudios están en la misma condición de vaguedad. Lo sensato es que les dejen el asunto a los verdaderos comerciantes que son lo que conocen el tema. Los burócratas de la MML y EMMSA solo han servido para estorbar y generar el caos de La Parada. Y ahora culpan a los comerciantes. ¡Qué tal concha!

Incluso liberales que dicen defender el libre mercado se sienten confundidos y apoyan esta absurda intromisión de la burocracia municipal en la gestión y dirección del mercado mayorista de Lima. Tan mala es la intromisión legal del Estado en el mercado como lo es la intromisión administrativa municipal en un gran mercado mayorista. Bastan las reglas generales municipales para dar licencias. Y aun son demasiadas. Pero ahora se aplaude que la MML además se entrometa y gestione el más grande mercado mayorista, como si supieran algo del negocio. Si el mercado mayorista de La Parada no pudo surgir fue porque estaba condenada a la miasma gracias al nefasto esquema montado por EMMSA. Si hace 30 años hubiesen privatizado esos puestos, hoy La Parada estaría al nivel de crecimiento de Gamarra. 

El admirado Emporio Comercial de Gamarra (ECG) fue construido por ambulantes que se pasaron de la Av. Aviación (La Parada) hacia la calle Gamarra, por donde pasaban los colectivos que esquivaban el atoro cotidiano de la Av. Aviación. Estos ambulantes fueron comprando puestos y empezaron a construir lo que hoy es el gran ECG. Esto fue posible porque eran propietarios. El ECG nunca hubiera sido una realidad si la MML hubiera mantenido a estos ambulantes en la misma condición de esclavitud que a los comerciantes de La Parada. Si el ECG surgió de la nada mientras La Parada se mantenía en la miseria y el basural fue porque la MML estuvo presente en el mercado mayorista como un parásito que impide el desarrollo de la gente.

No caigamos pues en el facilismo mental de culpar a los comerciantes. El único responsable de la miseria, el caos y la inmundicia de La Parada ha sido siempre la Municipialidad Metropolitana de Lima y su empresa cascarón y buque de mafiosos EMMSA. Y esta situación no ha cambiado en lo absoluto. Solo se han trasladado. Pero los parásitos siguen vivos.