sábado, 21 de diciembre de 2013

García Belaunde se suicida


Escribe: Dante Bobadilla Ramírez

En lo único en que parece ser eficiente este gobierno de pacotilla es en meterse cabes. Luego del escándalo de la sobreprotección policial a la casa de Oscar López Meneses, la inmediata reacción desmedida y nerviosa del gobierno destituyendo varios altos jefes policiales sin ningún tipo de proceso, las ridículas expresiones de Ollanta Humala tratando de zafar el bulto apelando al insulto de "esa basura", la renuncia del Ministro del Interior y el nombramiento de un desubicado caviar que no ata ni desata, lo que siguió fue el escandaloso nombramiento de una comisión investigadora en el Congreso, donde el gobierno se encargó de coparlo con su gente y asegurarse la presidencia. ¿Se puede ser más idiota en política?

Pero como si toda ese rosario de torpezas no fuera suficiente, el presidente de esta comisión que lleva el nombrecito de "Comisión Investigadora encargada de verificar la existencia de los vínculos que aún mantiene Oscar López Meneses en el Estado y la existencia de otras organizaciones de mafias y crimen organizado afectando las funciones del Estado y perturbando el normal funcionamiento de las instituciones del país", el señor Víctor Andrés García Belaúnde, no tuvo mejor idea que ir a Palacio para sostener una reunión con el presidente Ollanta Humala, uno de los principales sospechosos de este bochornoso escándalo.


Tampoco se le puede pedir peras al olmo. Estas autoridades que tenemos son lo que son. Más no van a dar. Así de brutos y elementales resultan en su proceder, si se puede llamar "político" a esas constantes muestras de imbecilidad a la que nos tienen acostumbrados. Tanto en su accionar como en sus declaraciones. Ya da miedo cada vez que un reportero le acerca el micrófono a Ollanta Humala. Siempre está presto a decir cualquier cojudez con aires de Aristóteles. Esta vez, tanto las declaraciones de Vitocho como de Ollanta luego de la sospechosa reunión han sido calamitosas, se contradicen al decir quién solicitó la reunión. Ya no esperemos mayores luces para saber el propósito de dicha reunión. 

Es obvio que ambos personajes, con el cerebro de batracio que se manejan, habrán pensado que podían pasar piola y sostener una reunión sin que nadie se diera cuenta. Así es como razonan estos idiotas. Luego lo que cabe pensar es que se reunieron para ver la forma de manejar el escándalo donde el gobierno de Ollanta Humala y Nadine Heredia está embarrado hasta la nuca. Ahora que se desató el chongo no quedan más que sonrisitas estúpidas aludiendo a la coordinación. El falso Vitocho que se ha pasado la vida como un eterno trepador de la política, dice ahora que fue a informar al presidente que será citado a la comisión, como si eso fuera necesario. Es una muestra de servilismo y desvergüenza que ya es una constante en este régimen de improvisados y trepadores.

Ahora lo único que queda es que Víctor Andrés García Belaunde renuncie no solo a la presidencia sino a la misma comisión, pues ya evidenció que es un sujeto comprometido. Al final está claro que tal como está compuesta esa comisión, no solo con mayoría oficialistas sino con los cerebros más elementales del reino animal, jamás llegaremos a saber nada. Oscar López Meneses ha demostrado ser más inteligente y más canchero que todos esos inútiles congresistas nacionalistas y sus aliados. Así que por lo menos el escándalo está garantizado con este gobierno de papanatas que ya carece de garantía, pues hasta sus garantes parece que ya rompieron la póliza.