domingo, 11 de septiembre de 2016

Huilcadas notariales


La izquierda estaba dando mucho que hablar desde las últimas elecciones, pero ahora han escalado a otro nivel porque lo que ya da es mucho que reír. Especialmente la nueva integrante de Combate rojo, la inefable Indira Huilca, que dio que hablar desde su juramentación con el puño en alto y su discurso de patio sanmarquino, pero que ahora solo nos provoca risa con sus cartitas notariales. Resulta que la rojita se alucina intocable. No se ha dado cuenta que ha ingresado a la escena pública, y más precisamente a la política, y que en ese rol es susceptible de las críticas y burlas. Más aun con cada huilcada que suelta de vez en cuando. Ahora ha dado el salto del discurso a los hechos. 

Alguien debería informarle a la calabaza que las cartas notariales solo las usan las huequis de la farándula para amar bochinche. No tienen ningún otro efecto en estas circunstancias, a menos que se las use como papel higiénico. Así que si la calabaza roja piensa mandar cartas notariales a todo aquel que le haga RT a un meme con su cara, sería mejor que instale su propia fábrica de papel higiénico con su nombre y firma. ¿Pero qué se habrá creído esta advenediza de la política? Que se ubique.

En otras noticias de izquierda, siguen creciendo las cuentas basura de los rojos en las redes. Cada día aparece una nueva cuenta y una nueva página de progres, generalmente pulpines que aun no han dejado de lactar, siguen mantenidos por el papi y la mami, pero ya ingresan al mundo progresista para combatir al fujimorismo, pues les han lavado la cabeza con el cuento de la corrupción. Todas esas cuentas progres del rojerío pulpín están obsesionados con los 90 y los vladivideos, se pasan la vida cacareando contra Fujimori mientras disfrutan un país que fue ordenado por él. Pero eso es algo que ignoran, porque nunca les contaron lo que era el Perú en los 80. 

El otro frente de rojos adultos está empeñado en combatir a todos los que no sean progres o caviares. Le dan duro al juez Villa Stein y critican todas sus sentencias, como si él solito las firmara y no con otros 4 jueces más que conforman la sala. Además ya empezaron a darle duro al nuevo Defensor del Pueblo porque no es de sus filas. Todavía no tienen nada de qué atacar a la bancada fujimorista pero ya se están dedicando a elucubrar con las leyes que "estarían por salir". Y es que la vida de un progre es eso: joder por joder. Viven del odio y del revanchismo. Lo suyo es destruir.

Cambiando de tema, ¿vieron que no hubo un solo progre que no haya hecho memoria de Accomarca en sus columnas? Pero vamos a ver si se acuerdan este lunes de la captura de su líder Abimael Guzmán. A ver si escriben algo. Vamos a ver si la ministra Marisol Pérez Tello se digna en celebrar la fecha y acude a la marcha del colectivo 12S. ¿O es que solo tiene tiempo para acudir al Ojo que llora? Porque hace rato que a Marisol Pérez Tello se le nota su corazoncito rojo. Hay que estar atentos con lo que hacen rojos, progres y caviares. Y a ver si alguien se dedica a identificar a esa plaga de chibolos que anda detrás de esas cuentas basura que se dedican al troleo. Hasta la próxima.