lunes, 22 de agosto de 2016

EL progresismo desatado


El progresismo anda de berrinche en berrinche. No les están saliendo bien las cosas. Primero les arrojaron a la basura por sexta vez su refrito de las "esterilizaciones forzadas", luego absolvieron a Alberto Fujimori del caso diarios chicha, y por último, el fujimorismo demostró manejar la batuta en el Congreso, dejando a los rojitos del Frente Amplio en off side. Tampoco les dejaron manipular a su antojo la marcha "ni una menos" y hasta salieron apaleados por tratar de aprovecharse de esa convocatoria con sus típicos cartelitos políticos. Están que trinan. Para colmo, cada vez que su vedette de moda, Indira Huilca, es entrevistada en la TV suelta cada burrada que nadie puede evitar aclararle el cerebro. Si hasta Juliana Oxenford le tuvo que dar una lección elemental de democracia. Con eso se dice todo. 

La progrería está desatada en las redes. Ya no saben qué hacer para trolear a los que consideran "fujitrolls" o simplemente fujimoristas. Porque basta que uno no se sume a su yihad antifujimorista para que te califiquen de fujimorista, lo cual para ellos es un gran insulto. Y hay que ver la cantidad de progres parásitos que pululan por las redes, especialmente chibolos ignorantes y pulpines en fase de desarrollo mental con retraso. Todos ellos son parte del contingente del progresismo en las redes. Y es que a ese nivel mental no se puede aspirar a nada más que a ser un progre. La cabeza no les da para más.

Pero se leen incluso post de profesionales progres que no se resisten a criticar a cuanto fujimorista ven por los medios. Es la única diversión del progresismo en estos tiempos, pues ya casi se olvidaron de Alan García y el Apra. Ahora el fujimorismo es el gran frente de contención anti rojos. No hay otro, pues hasta Acción Popular tiende a aliarse con el rojerío. Así que en política las cosas se han puesto bien simples: eres un izquierdoso rojo, progre o caviar o eres un "fujimorista". Así de simple. Así que los liberales, por ejemplo, pasamos por "fujimoristas". Es el nivel de los progres. Qué le vamos a hacer. 

Lo ridículo de estos rojetes es que se dan el lujo de criticar cuando tienen tremendo rabo de paja en su Frente Amplio. ¿Cuál es el nivel mental de Indira Huilca? ¡Por favor! Y no hablemos de los demás, los que no llegan al estrellato de la TV porque ni hablar pueden. Así que bien harían los rojos en no ser tan críticos con los demás si no van a empezar por su propia gente. Y a propósito ¿Alguien sabe algo de la calabaza buena para nada de Verónika Mendoza? ¿Encontró chamba? ¿Se imaginan ustedes lo que hubiera sido el país si esta rojita salía elegida? Estaríamos iniciando el apocalipsis. 

Por ahora el rojerío se lame las heridas haciendo el ridículo, pero pronto harán lo único que saben hacer que es salir a fregar a las calles, apenas el gobierno de PPK inicie su programa de gobierno, porque hasta ahora no hace nada. Ya veremos qué leyes sacan después de pedir facultades al Congreso. Allí es cuando vendrá lo bueno, si es que se animan a hacer alguna reforma de verdad, de esos que al rojerío no le gusta, como eliminar las gollerías laborales y reiniciar los grandes proyectos mineros suspendidos por el accionar de la izquierda retrógrada. Esto apenas está por empezar.