domingo, 9 de abril de 2017

La izquierda promueve a los LGTBI


Es patético ver a un país subdesarrollado como el Perú, sumido en el atraso en todos los aspectos, con un déficit pavoroso de infraestructura básica, con pésimos servicios públicos en áreas como la seguridad ciudadana, la educación y la salud, y que además acaba de sufrir una de las mayores catástrofes climáticas de los últimos tiempos, perder tiempo en discusiones idiotas en torno a los supuestos problemas sociales que afrontan las comunidades gays. Tenemos muchos problemas reales que afrontar y resolver, pero la izquierda prefiere llevarnos a debatir temas gaseosos como leyes de protección a sectores LGTBI, que no son más que leyes declarativas usadas de propaganda.

Una andanada de columnas histéricas han salido esta semana a vociferar contra el fujimorismo y la Iglesia por haber eliminado un DL 1323 llamado pomposamente "DECRETO LEGISLATIVO QUE FORTALECE LA LUCHA CONTRA EL FEMINICIDIO, LA VIOLENCIA FAMILIAR Y LA VIOLENCIA DE GÉNERO". Toda ley que se sustenta en verbos como "fortalecer" es esencialmente basura. En buena cuenta es un mamarracho legal que modifica el Código Penal, una vez más, para aumentar penas, como si eso solucionara algo. Expertos penalistas ya han advertido que el Código Penal es un sancochado incoherente debido a esa manía de andar incorporando nuevas figuras y aumentando penas al ritmo de la histeria política y popular. 

¿A qué clase de idiota se le puede ocurrir que el aumento de las penas protege a la población? Ese es el nivel mental que ofrecen los representantes de la izquierda peruana. Y es que para el progresismo la realidad no importa. Todo progre vive inmerso en su mundo ideológico donde los problemas de la realidad son dejadas de lado para ocuparse de estupideces que afectan a su sensibilidad social. A esta clase de gente solo le preocupan "problemas sociales". Y creen que con activismo y propaganda se van a solucionar. Pero lo peor es que ni siquiera existen tales problemas sociales. Todo es mentira.

Para la izquierda y su propaganda pro gay, la mentira es el recurso más efectivo. Quieren convencernos a toda costa de que en el país existe un problema social con "crímenes de odio". Es decir, nos quieren hipnotizar repitiéndonos a diario que existen "crímenes de odio", o sea que cada día se asesina a una mujer por ser mujer y a un gay por ser gay. Ese es el cuentazo que nos meten. Pero es falso. Esa no es la realidad de nuestro país. En todos los casos de "feminicidio" nadie mata a la mujer por ser mujer, sino que son asesinadas por sus propias parejas por motivos pasionales, y generalmente luego de que la mujer decidió aguantar a su pareja por años, sabiendo que se trataba de un desequilibrado. Los homosexuales tampoco son asesinados por ser homosexuales. No hay un solo caso. Los crímenes de la población LGTBI son también pasionales.

Así que no nos engañen. No tenemos un problema social de "crímenes de odio". Basta de mentiras y de cuentos para meter su propaganda pro gay en nuestras leyes. Ya es hora de que dejen en paz el Código Penal y que no sigan manoseándolo para dar rienda suelta a su histeria y propaganda. Es ridículo leer a los progres diciendo que la población LGTBI "no podrá sentirse segura si no se ponen estas penas en el Código Penal". ¿Desde cuándo alguien se siente seguro en las calles porque existe un Código Penal que castiga los delitos? Francamente estos progres ya se pasan de idiotas. Pero también son tontos los que les creen. Por algo los progres son expertos en charlatanería barata. 

La manipulación del progresismo para su campaña pro gay es mentir, mentir y mentir, hasta convencer a los tontos de que hay un problema social con los gays. A pesar de que vemos a diario que la TV, la política y los medios están repletos de gays y no les pasa nada. Al contrario, tienen una gran hinchada, son admirados y permanecen por años en sus papeles, como ocurre con Ernesto Pimentel y su personaje de la chola Chabuca. También Beto Ortiz es admirado como uno de los mejores columnistas de la prensa. Techito Bruce es reconocido como uno de los políticos más importantes, etc. ¿Cuál es el problema social con los gays en el Perú? ¡Ninguno! Por favor. Que ya paren de mentir los progres. 

La otra estrategia de la izquierda es utilizar una campaña contra la Iglesia, y convencer a la masa de tontos útiles de los jóvenes para empujarlos como corderitos por las calles insultando a Cipriani. La estrategia de crear un monstruo o un enemigo al que enfrentar es siempre utilizada por la izquierda en todas sus campañas. En el caso de la propaganda pro gay es la Iglesia. Además, cualquiera que no siga su campaña pro gay es llamado "homofóbico". Es cierto que los sectores religiosos se han comprado el pleito por oponerse al matrimonio gay con argumentos bíblicos, pero ese es su papel. De todos modos no se les puede achacar ser enemigos de los gays ni nos pueden llamar "homofóbicos" por no apoyar la campañita progre pro gay.

En resumen, nada es más patético que ver a un país retrasado dedicado a discutir boludeces. Ya es hora de mandar al progresismo en pleno a que se vayan a bañar y dejen de fregar con sus tonterías. Acá tenemos muchas cosas más importantes de qué ocuparnos.