miércoles, 26 de abril de 2017

Algunas preguntas para Agustín Laje y Nicolás Márquez


Por: Víctor Chigne

Desde hace algún tiempo las posiciones “progresistas” sobre feminismo, sexualidad y cultura se están viendo desafiadas por una nueva generación de pensadores contestatarios.

Uno de los más conocidos es Agustín Laje, autor de “El Libro Negro de la Nueva Izquierda”, un ataque frontal a la agenda de izquierda sobre estos temas.

Las presentaciones y conferencias de Laje son cada vez motivo de mayor revuelo. Acá mismo en Perú diversas asociaciones estudiantiles han tratado de censurarlas, felizmente con poco éxito.
Después de revisar varias de sus publicaciones, me han quedado algunas dudas sobre la esencia de su mensaje. Espero que encuentre tiempo para contestarlas:

1.- De acuerdo a su tesis una de los objetivos del marxismo cultural es eliminar la influencia de la Iglesia en la sociedad para imponer una agenda pedófila de orientaciones sexuales no naturales. Sin embargo, si hay algo no natural sexualmente es la abstinencia, que se le solicita como virtud a los sacerdotes, monjes y monjas. ¿No es en ese caso la iglesia tan dañina como el feminismo y los movimientos LGTBx, al promover sexualidades no naturales?

2.- Igualmente, la pedofilia, promovida por varios de los principales exponentes del feminismo, tiene entre sus más dedicados practicantes a decenas de miles de sacerdotes, que en diversos países han visto sus casos protegidos por las altas esferas y eliminados mediante pagos millonarios con dinero de las congregaciones. A pesar de no ser una práctica que la iglesia promueva teóricamente, en la práctica cuenta con miles de seguidores entre sus filas. ¿Porque no condenar bajo los mismos argumentos, usados en sus libros, a la Iglesia?

3.- Se toma muy acertadamente al feminismo de tercera ola y a los diferentes movimientos de afirmación gay anticapitalista como exponentes del Marxismo Cultural. Sin embargo, en la Iglesia que Ud. defiende hay verdaderos exponentes del Marxismo Real, desde la misma cabeza encarnada en Bergoglio que denuncia aplicadamente todo lo que no sea socialismo y no tiene reparos en promover con su imagen a los exponentes más rancios del socialismo del Siglo XXI, hasta las corrientes de teología de liberación, opción por los pobres, e innumerables ramas de la iglesia que se han dedicado a denigrar al capitalismo y expandir puntos de vista abiertamente socialistas como el victimismo y la glorificación de la pobreza entre sus congregaciones. ¿Porque no denunciar a la iglesia con igual afán, siendo que es uno de los principales vehículos de expansión del marxismo entre sus fieles?

4.- Al hablar de pedofilia y feminismo se mezcla entre las feministas de tercera ola a feministas respetadas y liberales como Camile Paglia. En ese caso específico, ¿podría indicarnos donde ella aboga por la pedofilia?

5.- Cuando se habla del afán del marxismo cultural por destruir a la familia tradicional, ¿porque obvia el papel que ha cumplido el capitalismo con el mismo objetivo? Con el aumento del nivel de vida y la independencia que solo el capitalismo puede proporcionar, no existe más relación de dependencia económica de la mujer hacia un hombre proveedor, lo que ha hecho que el nivel de divorcios aumente exponencialmente en forma global, así como el porcentaje de niños que no se crían con sus padres biológicos, junto con la posibilidad de llevar estilos de vida alternativos sin necesidad de aprobación de toda la sociedad. En ese sentido, el capitalismo ha destruido la familia tradicional con mucha más eficacia que unas vociferantes feministas o un desfile del orgullo gay. ¿Porque seguir diciendo que el capitalismo es parte de un conjunto de familia y valores tradicionales, que el mismo proceso de destrucción creativa del capitalismo ha dinamitado con eficiencia?