domingo, 30 de octubre de 2016

La pataleta progresista de la semana


Francamente ya aburren estos rojos y toda esa plaga de enfermos mentales del antifujimorismo rabioso con su eterna cantaleta contra todo lo que haga el fujimorismo. No importa de qué se trate. Si lo hizo el fujimorismo tiene que ser combatido y criticado. Basta que alguien haya pasado por la puerta del local de Fuerza Popular para ser señalado de tener "vínculos con el fujimorismo", y por lo tanto ser tachado y condenado, sin más. Desde el más idiota de los pulpines del progresismo en las redes, hasta los más encopetados columnistas y las más endiosadas periodistas de la TV, tienen como insignia y pose moral criticar todo rastro de fujimorismo. ¿Hasta cuándo hay que soportar a estos payasos? Lo que es yo estoy harto de toda esta plaga de poseros idiotizados con una consigna.

La chilladera de la semana se ha dado por el nombramiento de los directores del BCR. Para empezar, ¿cuándo diantres les han importado a esta gente los directores del BCR? Hasta apostaría que la gran mayoría de estos enfermizos coléricos en campaña ni siquiera sabe lo que significa BCR. Pero han salido de sus corrales a ladrarle al fujimorismo con hocico espumoso porque no les gusta que estén dos personajes "vinculados al fujimorismo". De eso se trata todo. 

Ni siquiera hace falta defender a Rafael Rey ni a José Chlimper, dos profesionales de alto nivel y muy amplia trayectoria en el mundo empresarial y político. No son pues dos advenedizos ignorantes. Es más, Chlimper ya ha sido director del BCR. Todo el drama que han montado los sectores de izquierda en sus medios, desde Semana Económica hasta Utero.pe se debe única y exclusivamente a que son "cercanos al fujimorismo", lo cual es un pecado y prácticamente un delito para estos angelicales seres del progresismo fanático. De inmediato se lanzaron al teclado para buscar cualquier razón para oponerse a esa designación. De Rafael Rey dijeron que no es economista, como si hubiera que serlo. De Chlimper sacaron que "ha perdido credibilidad" por el escándalo de los audios en la campaña. Pero todos sus "argumentos" no pasan de ser puras boberías de campaña histérica.

¿Alguien me puede decir qué credibilidad tienen los progresistas que opinan en los medios? Es el colmo que La República apele a la "credibilidad" para criticar a Chlimper. ¿Cuál es la credibilidad de La República? ¡Por favor! No me hagan reír. En el colmo de la estupidez llegaron a decir que "la política monetaria del país está en riesgo". Ni que hubieran nombrado al rojo Campodónico que fue propuesto por el Frente Amplio. ¿Cómo va a estar en riesgo la política monetaria si son solo dos votos en un directorio de siete? Además siendo dos personas que respaldan el modelo económico actual que fue forjado en los 90. Y para añadir algo más: Chlimper fue uno de los que sustentó la actual política monetaria del BCR,. Así que ya basta de publicar estupideces en los medios. 

Otras típicas babosadas que les he escuchado a los rojos es que "faltó debate" o "había que acercar la decisión a la ciudadanía". Es que estos pobrediablos no son más idiotas porque ya no es posible. ¿Acaso se trata de una ley para someterla al debate? No hay nada que debatir. Cada grupo presenta a sus candidatos y se vota. Así de simple. Y si eres minoría pierdes. Así funciona la democracia. ¿No te gusta? Qué pena. Es que los rojos están acostumbrados a desconocer la ley, la democracia y el Estado de Derecho. cuando no les favorece. Apenas las cosas vayan contra sus delirios y consignas salen a chillar y tratan de traerse abajo todo con marchas, tomas de carretera, bloqueos de puentes y petardos. Así es como actúa la izquierda en todas partes. Si no, vean lo que pasa en Venezuela con el Congreso en manos de la oposición. ¿Acaso la izquierda no le proponía a PPK actuar igual que lo está haciendo Maduro ahora, ignorando el Congreso opositor?

Todo tiene un límite. Soportar a la izquierda con toda su estupidez, candidez, doble moral y malas costumbres, con su plaga de opinólogos mediocres y entrevistadoras ignorantes encaramados en la prensa basura, es cada día más difícil. Lo único que saben es posar con su antifujimorismo ridículo. Ya no estamos para seguir en la misma cantaleta de los últimos 16 años. ¿Hasta cuándo? Hasta el borrachín de Toledo ha salido a recordar que él "salvó la democracia" con su marcha de los cuatro suyos. El payasito Popy Olivera sale cada año en la misma fecha a recordar la difusión del audio de Koury. Las redes están repletas de cuentas basura de izquierda que solo rememoran los 90, pero solo en cuanto a la corrupción se refiere, como si solo corrupción hubiera ocurrido en esa década. 

En algún momento habrá que decirles a estas escorias "alto". Ya basta. Paren de joder. Estamos hasta la coronilla de toda esa plaga infecto contagiosa de progres en las redes que a partir de su ignorancia supina pretenden alimentar odios. Es hora de arrojar a todas esas alimañas al pozo séptico adonde pertenecen y hacer de este país un lugar más respirable.