sábado, 4 de junio de 2016

ROMA NO PAGA TRAIDORES


Escrito por: Elvis Occ

Cuenta la historia que Roma libraba batallas desgastantes en dos frentes: Cartago de un lado y contra unos pastores inusitadamente complicados en la península ibérica, del otro extremo. Viriato era el nombre del pastor obligado por la circunstancias belicas a liderar un batallón de pastores, también vueltos combatientes para defenderse de los romanos. Uno tras uno fueron derrotados, todos los generales romanos enviados a someter la parte de la península que hoy es Portugal. Agotados por el costo humano y economico, el cónsul Serviliano llego a un acuerdo de paz con los comandados por Viriato, pero el senado romano se negó a ratificarlo y arranco el asedio.

Astutamente, Marco Pompilio soborna a tres emisarios enviados por Viriato al campamento romano para negociar la paz, quienes a su vuelta asesinan al caudillo lusitano mientras dormía. Se dice que los emisarios regresaron por su recompensa, pero a cambio fueron ejecutados por órdenes del cónsul Serviliano. ¿Su crimen? Ser traidores. Roma no paga traidores, se cuenta dijo el cónsul. El campamento de PPK está a reventar de traidores. Los hay de todo tipo y pelaje, pero un grupo resalta entre tan ingrata ralea de malinchistas y esa es sin duda la izquierda local. Los hechos parecieran indicar que de nada sirvió décadas de adoctrinamiento político con textos, conferencias, marchas y hasta visitas a las mecas del comunismo mundial. Al final se impuso el leninismo básico por encima de cualquier consideración deontológica.

También hay odio contra Alberto Fujimori y lo que huela a fujimorismo, odio en cantidades industriales. Y es que la izquierda nunca le perdonara al japonés, el haber destruido la estrategia de su Lenin arequipeño, Abimael Guzman. Esa izquierda cobarde y convenidamente tecnócrata que esperaba el triunfo de su Che Guevara, o sea de Polay, nunca conciliara con su enemigo natural, el fujimorismo. Así que traicionando todo precepto y concepto marxista, maoísta y trotzko decidieron entregarse a PPK, el personaje más representativo del capitalismo yankee. Ese modelo politico occidental contra el cual han luchado desde que se convirtiera en pais a imitar, personajes como José Carlos Mariáttegui, Victor Raul Haya de la Torre y hasta el mismísimo Javier Diez Canseco. El fin justifica los medios para destruir a tu enemigo, no?

No han entendido (con excepción de Carlos Tapia) que semejante traición puede ser politicamente fatal. Ya en su momento Ollanta Humala se deshizo de ellos y no debiera llamar a sorpresa que de triunfar PPK, los primeros en ser “ejecutados” por un Serviliano ppkausa, fueran los rojos. Si traicionan sus convicciones políticas, nada le asegura a sus aliados que respetaran las que no son suyas. Además, premiarlos a veces es de un costo político elevadísimo que se podría ahorrar, “ejecutándolos”. Y es que no queda allí. Tamaña deslealtad ideológica también tuvo sus víctimas en el 20% que voto por el Frente Amplio, pero eso no debiera preocuparnos. En algún momento buscaran esos votos por enésima vez y sufrirán esa lapidaria frase que a pesar del tiempo no pierde vigencia: Roma no paga traidores…en estas elecciones?

www.elvisocc.org