jueves, 12 de mayo de 2016

El desplome del socialismo latinoamericano


Escribe: Dante Bobadilla Ramírez

A Dilma, otra discípula del dictador cubano Fidel Castro, se le vino la noche. Acaba de ser expectorada del poder. Claro que el motivo oficial del impeachment parece una ridiculez. Pero ese es solo el cargo oficial de un proceso que en realidad obedece a la grave crisis institucional del régimen del PT que llega hasta Lula. Los mega escándalos de corrupción de los gobiernos del PT se tienen que investigar, caiga quien caiga, y eso no se puede hacer bien si siguen teniendo el poder. Han recurrido a todo como ratas asustadas.

En el colmo de la desfachatez, Dilma nombró ministro a Lula para salvarlo de la persecución judicial. Hay medio centenar de funcionarios presos, el poderoso dueño de Odebrecht está preso. De ese tamaño es el escándalo y ha salpicado a varios países. Así que la cosa no es solo el tema concreto de la acusación que se ha usado para el impeachment. Hay que ser muy tonto para salir en los medios a decir que la razón del impeachment es burda.

No señores, es otro gobierno corrupto de la izquierda latinoamericana. El PT fue el partido que montó el Foro de Sao Paulo para defender la "revolución" socialista tras la caída del muro de Berlín y el desplome del mundo comunista. El Foro de Sao Paulo reunió a todas las lacras comunistas de Latinoamérica como las FARC. El representante peruano a esa cloaca roja siempre fue el distinguido Javier Diez Canseco, conspicuo integrante solapa del MRTA.

El desplome de la izquierda latinoamericana es una gran noticia. No solo se derrumbó el imperio chavista, sino que el tan cacareado "socialismo del siglo XXI" terminó en el basurero de la historia, igual que su antecesor. Venezuela está al borde del desplome y solo se sostiene gracias a la mafia militar, dueña de la red de corrupción más grande del mundo, y a las milicias que tienen entre el lumpen social, armadas y entrenadas por los cubanos para defender al régimen. Pero ya caerán. Solo resta esperar que los dictadores comunistas cubanos se mueran de viejos para que Latinoamérica se libre de todas las lacras del comunismo que tanto daño han hecho en los últimos 50 años.