sábado, 9 de abril de 2016

LA MONTAÑA PARIÓ UN RATÓN



Escrito por: Elvis Occ

Uno de los pocos textos del cual aprendi mucho en un periodo de mi vida en el cual era necesario afirmar bases solidas sobre las cuales construir carácter, fue “Fabulas de Esopo y Samaniego”. Casi para finalizar la primaria también nos obligaron a comprar “Corazon”, un hermoso libro escrito por Edmundo de Amicis. Ambos libros muy importantes en una muy incipiente atracción por la lectura de ese niño del Callao que algun dia fue. Una fabula que llamo poderosamente mi atención fue la que relata los crujientes ruidos provenientes de una montaña y que tenia al pueblo entero atemorizado e imaginandose lo peor.  Grande fue la sorpresa de los pueblerinos al observar que de entre las rendijas de la estruendosa montana, salio un raton. Mas o menos lo que pasa en Peru desde hace no mucho, cada cinco años.

Ni uno solo de los candidatos que postulan a la presidencia del país ha prometido –ya ni si quiera se pide que fundamenten- tomar al país y encaminarlo hacia el primer mundo. Notese que no exijo lo imposible, solo digo e-n-c-a-m-i-n-a-r-l-o. La mayoría ha tocado el tema de la seguridad ciudadana muy superficialmente como si temieran abundar al respecto o simplemente fuera un tema baladí. Sin embargo lo que si ha llenado paginas enteras y horas televisivas han sido las acusaciones, improperios entre los candidatos y el sorpresivo protagonismo del JNE. Tan surreal han sido las semanas que preceden a las elecciones que hasta Ollanta, metio su cuchara y opino sobre candidatos, a pesar de estar obligado a abstenerse debido a su investidura.
 
Una vez descalificados el sonriente Guzman y el magnate universitario Acuña, las encuestas –que mostraron no ser tan confiables- hallaron que las preferencias se repartieron casi equitativamente entre PPK, Veronika Mendoza y Barnechea. Fuerza Popular, que no es un partido de derecha (como que el enjuague bucal chileno es cualquier cosa pero no un pisco) es el menos populista y menos estatista que encontrara el votante en su menú electoral. PPK es un american puzzle. Dice una cosa, luego se retracta o disculpa. Por ratos pareciera que va a marcha forzada y de repente mete contramarcha. Si no fuera por su comprobada experiencia tecnócrata y habilidad para los negocios hoy estaría por detrás de Barnechea. Toledo es un candidato que apena decirlo, pero hace el ridículo tan alegremente que uno pensaría lo disfruta.


Si hay una candidata que hizo exactamente todo lo contrario a Keiko, esa es Veronika Mendoza del Frente Amplio. Mientras la lideresa fujimorista se deshacía de figuras emblemáticas del gobierno de su padre, Verónika Mendoza optaba por rodearse de personajes oscuros y odiados por los que aun no olvidamos la tragedia terrorista que asolo estos lares. La izquierda en este país sigue siendo arcaica en sus propuestas, además de incapaz en la practica, por lo mismo llama la atención que tenga chance de llegar lejos en estas elecciones. Asi las cosas todo indica que la montaña terminara pariendo un raton este 10 de Abril. Nada indica que podamos elegir un político de talla mundial, aunque algunos creen que con que no sea una rata ya es ganancia.