jueves, 24 de marzo de 2016

Similitudes



Escrito por: Elvis Occ

Hace unos días me enfrasque en una ilustrativa discusión sobre las elecciones en nuestro país. En algun momento metimos a EEUU –esta vez no fue Chile- como punto de comparación. Los gringos, yanquis o el imperio, como deseen llamarlos, tienen una peculiar forma de elegir a su presidente. En esa parte del mundo el que gana el voto popular no necesariamente gana el voto electoral o en castellano castizo: el que tenga más votos no siempre llega a ser presidente. Ha sucedido cuatro veces ya en su historia. Siendo las elecciones del 2000 en que se enfrentaran Al Gore (demócrata) y George Bush (republicano) el más polémico y deliciosamente interesante.


En EEUU el voto popular no elige ni lleva a nadie a la Casa Blanca. Esa es responsabilidad de un colegio electoral compuesto por 538 electores provenientes de los 50 estados y el Distrito de Columbia (la capital) que depositan los votos por el candidato que haya vencido en su estado. El que obtenga  270 o más votos electorales, se hace con la presidencia. Y si todo eso no fuera marciano para nosotros, aún hay más. Supongamos que California tiene 20 votos electorales y 20 mil habitantes, si uno de los candidatos presidenciales gana por 11 mil votos contra 9 mil, la repartición no sería proporcional. El que gana así sea por un voto popular de diferencia, se queda con los 20 votos electorales.

Y así arribamos a las elecciones norteamericanas del 2000, donde Gore y Bush estaban virtualmente empatados en votos populares y con la tendencia en favor de Bush. Gore llevo el caso a la Corte de Florida para que se recuenten los votos incluyendo los “defectuosos” y la Corte dio el ok. Bush al ver que su contrincante sumaba “nuevos” votos, apelo a la máxima instancia jurídica: La Corte Suprema de los EEUU.  Este fue el principio de la discusión con mi interlocutor pues como recordaremos, la Corte Suprema en una decisión de 5 contra 4 fallo en favor de Bush y prácticamente le entrego Florida y la Casa Blanca. Sin embargo Al Gore tenía más votos populares directos. ¿Acaso el JNE no hace algo similar?

La mitad de los norteamericanos estaba convencida que la Corte Suprema de los EEUU eligió a Bush en las elecciones del 2000, por encima de sus votos. El JNE no ha suspendido un reconteo de votos pero a separado a dos candidatos con una cuota importante de votos, que ha pasado a favorecer a sus coleros, a sus Bushes. Lo peor es que parece que terminarían excluyendo un par de candidatos más. Independientemente de que se esté aplicando la letra negra de la ley o no, es preocupante que una institución cuya finalidad suprema –no única-  es garantizar el respeto a la voluntad ciudadana haga exactamente lo contrario. El JNE es un órgano colegiado de 9 miembros y no los 9 miembros de la Corte Suprema de EEUU. ¿Sera que nos estamos americanizando? Ja!