jueves, 25 de febrero de 2016

Cronica de una chanchada anunciada


Escrito por: Elvis Occ

Es que no toma la privilegiada mente de un experimentado constitucionalista! No quieran hacerlo ver como una cuestión jurídica compleja y lejos del alcance de los mortales, porque no lo es. El ROP rechazó un pedido del partido TPP para cambiar el símbolo de su agrupacion politica, por haber sido aprobado en una Asamblea irregular. Acto seguido, el ROP también observa  y declara improcedente la inscripción de la plancha presidencial elegida en dicha asamblea. TPP apela y el JNE anuncia que dirimirá. A los pocos días el JNE por mayoría confirma la resolución de la ROP y Julio Guzmán con su partido apelan ante el JEE, mismo que declara inadmisible la candidatura de Julio Guzmán. Sin embargo le otorga dos días para subsanar. ¿Subsanar que?

Después de una corta pero trepidante espera, este pasado 24 de Febrero, el JEE admite a trámite la candidatura presidencial de Julio Guzmán tras considerar que se absolvieron las observaciones previamente hechas. Y aquí es donde todos nos rascamos la cabeza incrédulos. ¿Pero cuáles fueron las observaciones? Veamos. Las elecciones internas se hicieron con un Estatuto modificado que no se había registrado ante la ROP y con autoridades –Tribunal Electoral del partido- no reconocidas por el JNE, pues no estaban inscritas. Algunos alegan que esas son meras formalidades y que las elecciones internas se llevaron a cabo de manera democrática. Bien. Supongamos que haya sido así. Es que eso no es todo, también se modifico el Estatuto del partido en una Asamblea sin quorum suficiente y con firmantes que ni eran del partido.

¿Como se subsanaron todas estas observaciones? ¿Con el automóvil de de Viaje al Pasado? ¿O se halló el documento que muestra que hubo una Asamblea posterior a la que estaba en observación, con el quorum suficiente y con delegados del partido? Según los que saben, el JEE tomo en cuenta precedentes donde partidos subsanaron con quorum posterior mas delegados también registrados y verificados posteriormente. ¿Derecho a participar? No queremos pensar que el JNE ante el temor de una asonada morada o ante la presión de oscuros intereses, haya cedido cobardemente. No olvidemos que la diferencia entre una república y un país bananero, es el imperio de la ley por sobre todo y por sobre todos. Cuando imperan los intereses de algun gremio tipo “United Fruit Co y su amigos” o se impone el pánico político, el pueblo sale perdiendo. ¿No es ese pueblo precisamente lo que Julio Guzman y su gente dicen defender?