jueves, 2 de abril de 2015

Huilcaismo avanzado


Escribe: Dante Bobadilla Ramírez

La humillante y vergonzosa derrota electoral sufrida por Susana Villarán en las últimas elecciones ha sumido a la progresía en la depresión, el rencor y la manía. Los efectos post traumáticos de la pública lapidación de la ex alcaldesa han hecho que la izquierda solo viva para cobrarse la venganza de la manera más histérica jamás vista, comparable sólo con el antifujimorismo rabioso del marqués. Los progres no le dan tregua a Castañeda. Vigilan todos sus movimientos y critican cada cosa que hace y no hace. Todo es malo. Hacen cargamontón a diario. Ahora la caviarada ve todo amarillo, pero de bilis.

Entre todos los berrinches histéricos que diariamente protagoniza la progrería contra Castañeda, nada supera el ridículo que han montado alrededor de la estatua de Pedro Huilca. El asunto pinta de cuerpo entero la estatura mental de estos sectores de izquierda. Según se ha explicado, la dichosa estatua fue movida por la MML, previa comunicación al gremio de Construcción Civil al que pertenecía Huilca, para efectos de remodelación de la plaza. Pero el progresismo puso el grito en el cielo, como si hubiesen sacado la estatua de San Martín con caballo y todo.

Nunca había disfrutado tanto de la estupidez progre como cuando escuché a Rosa María Palacios, líder del colectivo anti Castañedista, Sigrid Bazán, aprendiz de Camila Vallejo, y otro paladín radial de la misma categoría psiquiátrica en Exitosa Radio, entrevistando en sus respectivos programas a las hijas de Pedro Huilca y preguntándoles si la Municipalidad de Lima les había consultado para mover la estatua de su padre (sic). Por supuesto se despacharon en el raje de Castañeda pintando el asunto como otra de sus muestras de irrespeto a la ciudad. Hasta llegaron al extremo absurdo de pedir que el Ministerio de Cultura se pronuncie. ja ja ja No puedo evitar reírme.

Para empezar habría que preguntar ¿por qué Pedro Huilca tiene una estatua en la ciudad? ¿Qué hizo para merecerlo? ¿Quién dispuso colocar esa estatua? ¿A quién consultó? Francamente no veo ningún motivo para que Pedro Huilca tenga una estatua. Hay muchos peruanos insignes que merecen más que él un busto en un parque central de la ciudad. Haber sido asesinado por Sendero Luminoso no es suficiente para tener una estatua. Aunque ahora han cambiado la versión. Las ONGs han tratado por todos los medios de hacer aparecer este homicidio como obra del Grupo Colina, a pesar de que ni la CVR pudo determinar esa responsabilidad. Pero como los crímenes atribuidos al Estado pagan, y pagan muy bien, las ONGs están desesperadas. Y han manipulado y convencido a las hijas de Pedro Huilca para que se presten a la farsa y reclamen ante la CIDH.

La historia es bastante simple y conocida para todos los que fuimos testigos de esas épocas. A Pedro Huilca lo mató Sendero Luminoso como mató a Marielena Moyano y otros muchos líderes gremiales que les plantaron cara. Pedro Huilca debe haber sido el hombre más decente, sensato y cuerdo de todos los que han pasado por la CGTP hasta el día de hoy. A diferencia de otros líderes de izquierda no coqueteaba con SL. La noche en que lo asesinaron la policía capturó a los autores y eran senderistas que confesaron su crimen. Caso resuelto. Pero cuando al cobarde general Robles denunció la existencia del grupo Colina culpándolo de varios crímenes, los senderistas, ni tontos ni perezosos, cambiaron su versión. La CVR solo llegó a decir que no podía establecer la responsabilidad. El resto es historia conocida. La jauría hambrienta de ONGs de DDHH encabezada por la CNDH, apoyó la culpa del grupo Colina, así como culpan a los sinchis por las muertes de los periodistas en Uchuraccay. Es el vil negocio de las reparaciones.

De hecho en las entrevistas progresistas a las hijas de Huilca volvieron al tema del supuesto "crimen del Grupo Colina" y el juicio ante la CIDH. Entonces me entero de que la corte ha sugerido (algo así) que la universidad peruana instituya una cátedra "Pedro Huilca" sobre derecho sindical. Parece que la UNMSM pondrá en su currícula dicha cátedra y la progresía en pleno podrá acceder a esos estudios de huilcaismo avanzado. Francamente no sé para qué leí "Cien años de soledad". En mi juventud creí que era lo máximo de la imaginación. Nunca pensé que en el nuevo milenio la realidad peruana con el progresismo en marcha dejaría en ridículo a Macondo y los Buendía.