miércoles, 14 de mayo de 2014

Atentado progre contra las AFP


Escribe: Dante Bobadilla Ramírez

Una vez más la progresía tratando de dinamitar el sistema privado de pensiones. No es ninguna novedad. Cada año se esfuerzan más en fabricar embustes. En esta ocasión los progres que parasitan en IDL han montado una historia de terror: la AFP se podría quedar hasta con el 50% de tu fondo. Para esto no tienen ningún reparo en engañar y mentir apelando a cuidadosas ficciones que acomodan sus teorías en el sentido que quieren darle. Son maestros en el arte de confundir y crear psicosociales. De hecho, los especialistas ya han salido a responderles y demostrar que estos progres están equivocados, para variar.

El asunto se presta a crear falacias ya que es difícil de entender y el gran público lo ignora. Pero vayamos al grano. Los progres odian el sistema privado de pensiones porque no soportan que empresas privadas ganen dinero. Eso es todo. Sus pelos se erizan cuando ven los balances de las AFP señalando utilidades. Muchos no tienen reparos en "acusar" directamente a las AFPs por ganar dinero. De acuerdo a la mediocre mentalidad de la progresía es un delito ganar dinero y están en contra de todo sistema sustentado en el lucro.

El sistema privado de pensiones ha sido un gran salto a la modernidad que busca superar el fracasado modelo a cargo del Estado. Hoy es empleado por diversos países, incluyendo ex comunistas como Rusia, Polonia, Hungría, Rumanía, etc. El sistema ha sido diseñado por expertos y funciona. Por lo menos funciona bastante mejor que el fatídico sistema administrado por el Estado, el cual nunca funcionó en ningún lado, solo sirvió para repartir miseria y fomentar la corrupción y la estafa en diversas "cajas de pensiones". Las AFP están supervisadas y bien vigiladas, a diferencia del Estado al que nadie controla.

La creación del SPP en el Perú fue, desde luego, una gran solución para salir de ese nefasto sistema estatal, pero lejos de eliminar por completo la ONP, este fue resucitado por imposición de la torpe progresía. Claro que a los genios del progresismo les interesa poco o nada que el Estado se quede con el dinero de los pensionistas si estos no logran demostrar 20 años de aportes. Tampoco les importa que el Estado se esté quedando con el dinero de los trabajadores, a quienes ya les aplicó el descuento de sus pensiones pero que no son depositados en sus correspondientes cuentas de AFP, perdiendo intereses. El monto que el Estado se ha cogido ilegalmente supera los 10 mil millones de soles. 

Por supuesto, a la progresía no le preocupa en lo absoluto que el Estado sea el mayor ladrón y estafador del país, que se coja el dinero de los trabajadores tanto de sus pensiones como de sus CTS y aportes a ESSALUD. Nada de eso le interesa a la progresía. Todo su furor se despierta solo porque hay empresas privadas que lucran con el dinero de los trabajadores. No descansarán en sus ataques a las AFP hasta conseguir, como en la cada día más patética Argentina, que los fondos privados regresen al Estado.