jueves, 14 de noviembre de 2013

Satélite Francia: Tres minutos son suficientes





 
 
Escrito por: Felipe Cortijo

Tres minutos se tardará usted, amigo lector, en leer este artículo, y serán suficientes para comprender la gravedad del problema. Hace poco me reuní con dos amigos expertos en tecnología satelital, uno de ellos me mencionó lo siguiente: “Cinco años atrás, Chile gastó 70 millones de dólares en tecnología satelital militar, hoy nosotros tenemos presupuestados 205 millones de dólares para lo mismo por nuestro Ministerio de Defensa”.

Hasta ahí, todo parece normal. Pero el otro amigo, entonces, intenta aclarar el panorama a un lego como yo, o como podría ser usted, amigo lector, y cuando entendí, pude ver  casi claramente la fatal irregularidad del último “acuerdo internacional” de nuestro presidente con el gobierno de Francia.

Hace cinco años atrás la tecnología mundial estaba  desfasada en cuanto a avances y costos, no existían los sistemas “embebidos”, es decir, los sistemas integrados con los que hoy funciona, como por ejemplo, un Smart phone multifuncional. Los costos hoy en día son mucho más baratos, cualquiera puede cotejar en la web ( www.planetlabs.com) los costos actuales de un sistema satelital. La firma “Andrews Space” reporta que un satélite con una resolución de 1.5 mts GDS -que son los pixeles con que cuenta la señal hacia tierra-  cuesta entre dos o tres millones de dólares. ¿Ha leído usted bien? Dos o tres millones de dólares… pero nosotros vamos a firmar un convenio leonino con Francia por 205 millones de dólares!

Esto necesita explicarse, sustentarse y fiscalizarse en el Congreso. Habiendo alrededor del mundo grandes postores con tecnología de punta de última generación como Israel, Inglaterra, España, Bélgica, nosotros estamos firmando un contrato leonino con Francia, sin licitación previa, y con el auspicio personal del Presidente de la República Peruana, esto sin conocimiento previo del Congreso, y a espaldas de todo el país.

Ya basta de hacer lo que se venga en gana, el Perú votó y dio su confianza a un ex militar, lo mínimo que debería hacer este señor es honrar esa confianza. Lo que viene haciendo ultimadamente es vergonzoso, tenemos un Congreso que representa el sistema político democrático en el cual vivimos, somos una república, no un emirato árabe ni una dictadura bananera. En Peru los ciudadanos tenemos representación y exigimos inmediatamente una detallada explicación!

Tres minutos fueron suficientes amigo lector, para poner en evidencia que este gobierno insiste en dar muestras de falta de dignidad, de clamorosa irresponsabilidad.  En el peor de los casos, se estarían dando muestras de un latrocinio descarado. Tres minutos son suficientes para mostrar lo que es evidente como una fatalidad. Como las tres leyes físicas de Newton.