miércoles, 6 de noviembre de 2013

Otra marchita de izquierdas


Escribe: Dante Bobadilla Ramírez

Una vez más las izquierdas oenegientas que se creen dueñas de la verdad y los DDHH salieron a las calles a protestar, esta vez porque designaron a Martha Chávez en una comisión de DDHH del Congreso. Además de intolerancia lo que se aprecia es majadería. ¿Quién les ha dado a ellos la propiedad de la defensa de los DDHH? Más aun cuando solo se han dedicado a enjuiciar al Estado peruano y a perseguir militares, como si el terrorismo no hubiera surgido desde la propia izquierda. ¿Dónde están las víctimas del PCP-SL y del MRTA? Simplemente no existen para estas ONGs de DDHH cuya única misión es organizar a las "víctimas de Fujimori" y defender a la CVR y su manual del antifujimorismo militante.

Así es como están las cosas en el Perú. La izquierda pretenden vendernos el cuento de que ellos son ahora los defensores de los DDHH. Tal vez los mocosos que vimos marchando anoche podrán creerles ese cuento, pero los que vivimos en la universidad los delirantes años 70 junto a toda esa izquierda esquizofrénica que pedía a gritos guerra popular sabemos perfectamente quiénes son los que iniciaron el baño de sangre en nuestro país. Y fueron los mismo que 20 años después tuvieron la desfachatez de conformar la CVR.

Valgan verdades, la CVR fue una maquinación de la izquierda oenegienta montada por los dueños de varias ONGs como Diego García Sayán, Enrique Bernales, Carlos Tapia, entre otros. ¿O van a decir que no? El resultado de la CVR fue el manual ideológico del antifujimorismo más rabioso que uno se puede imaginar. Es lamentable que un supuesto documento oficial del Estado peruano, aunque no tenga carácter vinculante, llegue a emplear un vocabulario tan tendencioso y recargado de adjetivos y epítetos dirigidos a Alberto Fujimori. Ah! Pero ningún adjetivo se usa para mencionar a Abimael Guzmán ni al PCP-SL. 

El informe final de la CVR es una retahíla de insultos a Alberto Fujimori que van desde autoritario y corrupto a destructor de la democracia, desde la primera página. Pero que alguien me muestre un solo adjetivo dirigido a Abimael Guzmán, por favor. ¡Uno solo! Ni siquiera se dignan llamar terroristas a SL. Con las justas llegan a decir que su accionar alcanzó caracteres terroristas. ¿No es fino? ¿Alguien ha contado cuántas veces llaman "corrupto" y "autoritario" a Fujimori en ese informe de la CVR? Nosotros lo hicimos en las conclusiones: 13 veces. Pero no hay un solo calificativo para Abimael Guzmán. ¿Indica algo eso?

La izquierda es un sector que siempre se ha fundado en el odio. A diferencia de la derecha que se preocupa por los problemas reales del país y propone soluciones concretas traducidas en obras, la izquierda solo se ha ocupado de señalar "culpables" y predicar el odio a esos supuestos "enemigos del pueblo". Toda la izquierda se mueve en torno a un sentimiento anti. Son atimperialistas, antioligárquicos, antiempresarios, etc. Y ahora son antifujimoristas rabiosos. Su prédica de odio solo busca derrotar enemigos. Por eso cuando llegan al poder se quedan vacíos y sin ideas. Aparte de destruir lo que odian son incapaces de construir algo. No han cambiado nada en este siglo.