jueves, 21 de noviembre de 2013

Los entuertos en el poder


Por: Marcos Ibazeta Marino

Parecería que la protección policial a la zona donde vive el personaje de apellido López Meneses, involucrado en la red de Montesinos dedicada al chuponeo, manipulación de medios y compra de conciencias, hubiera sido una operación ultrasecreta para cuyo desbaratamiento tendríamos que haber recurrido a la CIA o a la KGB. No fue así. Todos los patrulleros, tanquetas, personal policial y demás, en número y circunstancias que resultaban tan desmesurados que llamaban la atención de cualquier transeúnte y, como siempre, fue el periodismo el que puso al descubierto la razón de tanto desplazamiento.

Ya en tiempos recientes se publicaron denuncias sobre asiduas visitas del asesor legal del presidente Humala, el abogado Roy Gates, a la Base Naval, presuntamente para entrevistarse con Vladimiro Montesinos. Nadie investigó y se olvidó el tema. En paralelo, políticos y medios de comunicación expresaban su preocupación por la gran influencia que a todas luces ejercía sobre el presidente Humala, su asesor en seguridad el Coronel Villafuerte, a quien se vinculaba con Vladimiro Montesinos y tampoco se investigó nada y se olvidó todo.

En la PNP el gobierno envió a su casa a un desproporcionado número de generales y coroneles pero no para recortar la excesiva cantidad de esos grados en la institución policial, sino para reemplazarlos por otros bajo el mando del general que se había reunido con el ex vicepresidente Chehade en el restaurante Brujas de Cachiche con fines ya conocidos y que acaba de provocar una sentencia condenatoria de pena privativa de libertad efectiva contra el hermano del citado ex vicepresidente. A nadie le importó mucho y la cosa pasó rauda.

Los escándalos financieros que comprometen al ex presidente Toledo y también las investigaciones de la ya famosa megacomisión contra el ex presidente García, distrajeron al pueblo sobre los precedentes ya señalados por la gravedad de las imputaciones y la vergüenza de tener a todos los ex presidentes investigados por presuntos actos de corrupción.

Al explotar el caso López Meneses nos volvemos a encontrar con el nombre del general PNP de Brujas de Cachiche, con el Comando Conjunto de las FFAA y el asesor en seguridad del presidente. ¿Por qué el presidente no dispuso una severa investigación y solo culpó a la PNP por tener, según él, un grupo mafioso vinculado a López Meneses y santificó a todos los demás?