domingo, 14 de julio de 2013

EL TOPO COMUNISTA



Por Felipe Cortijo

¿Cuál es el interés inmediato de la izquierda sobre los candidatos al Tribunal Constitucional y la Defensoría del Pueblo?. Pensemos, en el bracero político están por un lado las denuncias sobre los ex presidentes García y Toledo, demasiado peso para dejarlo al azar, de ahí que eso tenga que resolverse por la fuerza, de ahí los jaloneos y el escándalo ridículos que diariamente muestran todos los políticos. De la elección de los miembros del TC dependerá en última instancia la suerte de García o Toledo, uno de los dos caerá en desgracia, todos los socialistas caviares lo tienen claro, Toledo no puede caer.

Ayer apareció un artículo en el diario El País de España de nuestro premio nobel, el marques Mario Vargas Llosa. Obviamente tocó un tema netamente internacional, pero si leemos con paciencia y detalle, adula a Evo Morales, critica a Estados Unidos, y termina coqueteando nuevamente con los ideales liberales. Hoy en Perú se habla de una carta en la que suscriben nuestro Nobel y algunas otras personas condenando la “repartija” de cuotas de poder en la elección de los candidatos que inicialmente aludimos, es decir, para el Tribunal Constitucional, Defensor del Pueblo, y además el BCR, este último quizás no importe tanto si mantenemos la misma política económica, cosa incierta. Lo ideal para la “progresía”, es petardear el modelo económico, conviene pues un mal manejo del BCR para ellos.

Pero en donde se juegan una carta importante es en la elección de los miembros del Tribunal Constitucional, ya vimos cómo le enmendaron la plana al mismo Humala. Entonces los caviares juegan con un gran peón, el de lujo, con título nobiliario, último ganador del premio literario más grande del mundo, que dicho sea de paso, es un premio caviar desde hace muchísimo tiempo.

Increíblemente dio resultados, el domingo 13 de julio aparecen por primera vez en que yo tenga memoria, dos portadas con una misma noticia: “Rechaza repartija”, eran de los diarios Expreso y La Primera. Es decir, la izquierda y la derecha del país se unen para informar sobre un mismo tema, el rechazo de la opinión pública a los cubileteos políticos, más precisamente, la condena a todo el escándalo que se ha armado por la posible elección de Pilar Freitas Y Rolando Sousa. ¡Qué bello espectáculo! ¿Acaso la reconciliación nacional estaría muy cerca? ¿Luis García Miro y Cesar Lévano se darán el abrazo fraternal tan esperado?.

Esto lo origino una sola persona, Mario Vargas Llosa, sus declaraciones confundieron a los conservadores. Este escritor es para mí, el intelectual más peligroso del Perú, por haber sido cómplice de la elección de Ollanta Humala, y ahora quiere ser cómplice de la desgracia que le pudiera ocurrir a Alan García. No, Vargas Llosa no es más un simple intelectual liberal, nunca más, es un infiltrado, es un alfil del “progresismo”, hablemos claro, es un topo comunista