sábado, 8 de junio de 2013

De Leguia hasta Fujimori



Por Elvis Occ

Los últimos y dramáticos meses de la vida de Leguía son narrados por Basadre de la siguiente manera: el 16 de noviembre de 1931 llegó a ser trasladado a la Clínica Naval de Bellavista para que se le hiciera una operación quirúrgica. El 18 de noviembre una bomba de dinamita fue arrojada villanamente al interior de este hospital y cayó a pocos metros del cuarto ocupado por el enfermo, después de que había sido anunciada su mejoría. Murió, sin embargo, en el hospital naval el 6 de febrero de 1932 a los 69 años. Sólo pesaba entonces 30 kilos. Se ha dicho que llegó a hacer a su confesor el encargo de expresar que no guardaba rencor a nadie, que perdonaba a quienes procuraron hacerle mal, que deseaba la felicidad y la prosperidad del Perú al que había amado mucho y que su último pensamiento era para sus hijas y sus hijos.

Durante el gobierno de Leguia se llegó a los acuerdos de paz con los países limítrofes. Se contruyeron el Hospital del Niño, el Hospital Loayza, el Palacio de Justicia, el Palacio del Congreso, el Palacio de Gobierno, el Teatro Municipal, el Panteón de los Próceres, Atarjeas de Lima, la sede del BCR, red de trenes hacia la sierra. Modernizó Lima creando sus principales avenidas. En lo financiero y económico se reformó el Sistema Aduanero, se creó el Banco Central de Reserva y en lo social se masificó la educación primaria gratuita y los comedores populares. Resolvió los límites del Perú y logró que Tacna retornara al seno patrio!

Debido a los profundos lazos económicos con EEUU, cuando en 1929 colapsa la bolsa de valores en Wall Street, tambien provoca una fatal crisis económica en el Perú. Leguía fue derrocado por el Gral. Sánchez Cerro, su casa saqueada, los que se sirvieron de su gobierno le dieron la espalda y algunos hasta fueron sus inquisidores. Augusto B Leguia, de quien Haya de la Torre dijera que fue el mejor presidente del siglo XX, murio victima del rencor y la venganza de sus enemigos, quienes usaron el Poder Judicial para condenarlo sumariamente. Un dato más: Leguia peleó contra los chilenos en Miraflores y era un declarado enemigo del comunismo.

Las similitudes con el caso del ex Presidente Alberto Fujimori son sobrecogedoras, tanto en la magnitud de su obra como en la injusticia de su juzgamiento y posterior condena. Ambos, tanto Leguia como Fujimori contribuyeron a la paz del Perú, a la boyante economía de hoy y a la infraestructura vial. Tanto Leguia como Fujimori están catalogados por los ojos del mundo desde una perspectiva internacional desapasionada como los dos mas colosales presidentes que haya tenido el Perú.

Hoy en pleno siglo XXI se repite la historia y un ex presidente está muriendo en prisión víctima de sus enemigos y por la falta de carácter de un presidente mediocre como lo fue Sánchez Cerro. Tanto Leguia como Fujimori contribuyeron al crecimiento de una clase media y este ultimo al nacimiento de una vigorosa derecha popular. La misma que algun dia reivindicara al Ing. Alberto Fujimori muy a pesar de alguno de sus mezquinos detractores. Sin embargo, confiemos en que la historia haga otro tanto,  pues suele ser mas imparcial que la justicia peruana y sus "justicieros".